Motivación personal

Motivación-personal

¿Qué es la motivación?

Se puede definir la motivación como algo que te empuja a pasar a la acción, normalmente para conseguir un objetivo.
Lo primero que tienes que tener en cuenta, es que tu motivación debería llevarte a conseguir algo en concreto, no te debería llevar a evitar algo que no desees como evitar alguna situación que no deseas o evitar algún castigo.  Detrás de la motivación están nuestros valores principales. Tienes que descubrir los PARA QUÉ de tus objetivos, esta es la clave para conseguir y mantener tu motivación siempre al máximo.

Tipos de motivación

EXTRÍNSECA:

Una motivación es extrínseca cuando lo que te motiva te llega del exterior, cuando es algo externo a ti, por ejemplo, alguien que te valida y te anima a continuar adelante con tu proyecto, ganar dinero, tener reconocimiento, etc. Este tipo de motivación te ayuda mientras mantienes la fuente que te aporta esta motivación; en el momento en el que la pierdes, tu motivación puede disminuir o incluso desaparecer. Por este motivo es muy importante que cuando te marques un objetivo lo hagas por ti misma y no por complacer o agradar a una tercera persona.

INTRÍNSECA:

Una motivación es intrínseca cuando te llega de ti misma. cuando te mueve algo interno y no está condicionada por nada externo.
Ej. Algún objetivo que deseamos mucho (autorrealización)
Este es el tipo de motivación que te va a ayudar en todo tu proceso si realmente quieres conseguir algún objetivo. Este tipo de motivación es el que te va a ayudar a levantarte todas las mañanas con ganas de dar un paso más para acercarte a tu meta.

¿Por qué perdemos la motivación?

Puedes perder la motivación por varias razones
 – El objetivo que te has marcado no está bien formulado
 – Ves tu objetivo demasiado grande
 – El objetivo que te has marcado en este momento no está alineado con tus valores
 – Tus valores han cambiado de prioridad
 – Tu motivación es principalmente extrínseca, con lo cual dependes de la aprobación o de la situación de algo externo a ti.
 – Te juzgas mucho y pierdes de vista lo que ya has conseguido.
 – Te comparas con los demás en lugar de comprar tu situación actual con tu situación anterior.

¿Cómo conseguimos mantener nuestra motivación?

Mantener tu motivación alta, es algo que debes trabajar cada día. Hay varias formas de hacerlo.
Pensar en alguien que ya tiene lo que tú quieres conseguir y en el momento de dudas o en el momento en el que flaqueas pensar qué haría esa persona en ese momento.
 – Utilizar estímulos de tipo:
 – visual: gráficos, fotos, dibujos, etc.
 – auditivo: música relajante o energética, sonidos de naturaleza, etc.
 – olfativo: inciensos, velas aromáticas, etc.
 – cinestésico: hacer ejercicio, meditación, etc.

Como último apunte, quiero recordarte que, si quieres alcanzar una meta NO esperes a estar motivada ¡el orden es a la inversa!, Primero actúa y luego llega la MOTIVACIÓN

Si sientes que necesitas ayuda, PUEDO ACOMPAÑARTE
Te puede interesar la lectura de “EL PODER DE LOS OBJETIVOS”

Si te ha gustado este post y te ha aportado valor, compártelo:

Últimos post